Foto libro

Foto libro

28 de diciembre de 2017

"Dispara, yo ya estoy muerto" de Julia Navarro

Ya sabéis que a menudo huyo de los grandes bestsellers, de las listas de los más vendidos, desconfiando de esas grandes campañas de marketing que se empeñan en meternos por los ojos la gran novela del año. Sobre todo de autores que, como en este caso, ya me decepcionaron en su día. La novela "Dispara, yo ya estoy muerto" de Julia Navarro fue un gran éxito editorial allá por el año 2013 y me he estado resistiendo hasta hoy pero he de reconocer que he sucumbido a la tentación. Y he de admitir, que no me ha decepcionado del todo.

La novela narra la vida y trayectorias vitales de varias familias judías y árabes que deciden convivir en la "Huerta de la Esperanza" en Jerusalén, una huerta de propiedad comunal donde tratan de vivir en paz, cada uno con sus creencias y su religion. La historia de las familias de Samuel Zucker y de Ahmed Ziad es la historia del pueblo judío y palestino, "obligados y condenados" a entenderse sobre una tierra que pertenece a ambos. Sin embargo, su esperanza de vivir en paz, como hermanos, se verá frustrada por el devenir político de los años posteriores y si bien ellos, creían firmemente en la posibilidad de vivir en paz, la realidad será muy diferente y las generaciones que les suceden se verán abocados a luchar entre ellos por defender a su pueblo y a sus gentes. 

Es una novela que ayuda a entender la realidad actual de Israel, tan presente en las noticias de estos días; ayuda a entender las razones de unos y otros, y a comprender, en fin, el dolor y el sufrimiento de dos pueblos condenados a entenderse para lograr la paz. 

La novela es muy extensa y si bien el ritmo es rápido en la lectura, pero como SIEMPRE, al final lo estropea con un desenlace abrupto e inesperado que deja un poco de mal sabor de boca. Pero creo que en general, el balance de la novela es positivo. 

Una lectura para comprender el mundo. 




19 de diciembre de 2017

"El baile" de Irene Némirovsky


Irène Némirovsky fue una escritora judía, de origen ruso, afincada con su familia en París tras huir de Rusia en la época de la revolución. Autora de éxito ya en su época, morirá junto a su marido en los campos de concentración alemanes. Hace unos años, sus hijas publicaron un manuscrito inédito que Némirovsky escribió en su huida de París de la ocupación nazi. Aquel texto, "Suite francesa", fue un rotundo éxito literario que propició que sus novelas volvieran a publicarse.


"El baile" es una pequeña novela, escrita en los años 30, que relata los días y las horas previas a la celebración de un gran baile en casa de los Kampf, una familia de nuevos ricos, judíos, que buscan el reconocimiento social de la nobleza y la alta burguesía parisina gracias a este acontecimiento social. Sin embargo, su hija, apartada del amor de sus padres, apartada del amor de los hombres y de todos aquellos que la rodean (su niñera, su profesora de piano...) tendrá una "rabieta fatídica" de consecuencias imprevisibles.

Némirovsky refleja en esta novela un "odio de sí misma" y un odio hacia sus padres, especialmente hacia su madre, como la protagonista de la novela. Indaga en el dolor del rechazo, la autoafirmación infantil y la estupidez humana, representada por esos nuevos ricos. Todo ello con un lenguaje brutal, donde los personajes se insultan, se faltan al respeto, mientras una niña sufre la soledad de ese mundo.

Una obra magnífica, que no dejará indiferente a nadie. Muy recomendable también "Suite francesa", novela inconclusa que relata la caída al infierno de los judíos de París.

X Encuentro de Clubes de Lectura

El pasado 25 de noviembre, sábado, participé junto a otros tres miembros del Club de Lectura, en el X Encuentro de Clubes de Extremadura que tuvo lugar en el Palacio de Congresos de Badajoz. Ver llegar montones de autobuses de todos los pueblos, llenos de gente, unidos por la lectura y por el afán de saber y conocer, siempre es un motivo de alegría.

Después de las presentaciones protocolarias, le tocó hablar al protagonista del día, el escritor de origen extremeño afincado en Barcelona, Javier Cercas. Un tipo muy cercano, simpático, hablador y que agradeció la atención de tanta gente allí reunida para escuchar y hablar de literatura.

Si bien a ninguno de nosotros nos había gustado el libro, creo que era importante ir a escucharle, entender las razones que le habían llevado a escribir ese libro, homenaje y testimonio de la vida de su tío en la Guerra Civil española y, al final, de su familia. 

Hizo una profunda reflexión sobre la importancia de la memoria, de conocer el pasado para conocer nuestro presente, de cómo hemos llegado aquí desde los hechos de nuestros mayores. Hay que conocerlo también para construir nuestro futuro. Y demasiadas veces, la Europa del presente recuerda a la Europa de los años 30, anterior a la II Guerra Mundial, cuando los nacionalismos, la xenofobia y la violencia movían a los pueblos y los gobiernos.

Creo que el gran fallo de la novela ha sido, aparte de la construcción del relato literario, el no ser capaz de trascender el personaje de su tío como prototipo de todos aquellos jóvenes que lucharon y luchan por un ideal, creyendo en la heroicidad de la guerra y que se encuentran con lo peor del ser humano. Se queda en un relato del yo, su familia, su madre, su herencia ... y no es capaz de crear un personaje más universal.

En cualquier caso, es muy interesante descubrir en persona a un autor y me da pie para "animarme" a leer algo más sobre él.