Foto libro

Foto libro

24 de mayo de 2018

"El bestiario de Axlin" de Laura Gallego

No me gustan las trilogías. Y menos cuando te faltan 20 páginas y te acabas de dar cuenta de que no te vas a enterar del final, que tienes que esperar otras dos novelas de 500 páginas para conocer el desenlace de la historia.

Pero a Laura Gallego no la puedo dejar pasar. Mi autora favorita de literatura juvenil ha publicado la novela "El bestiario de Axlin", la primera parte de la saga "Los Guardianes de la Ciudadela", y no podía dejarla escapar después de haber disfrutado tanto con sus libros. Y sobre todo con una portada tan llamativa y una edición tan cuidada.

Laura Gallego tiene la fortuna de crear mundo fantásticos y míticos que siempre sorprenden. Uno de los problemas de la literatura infantil y juvenil de los últimos años es que las novelas y las sagas eran "secuelas", y a veces muy torpes, del fenómeno Harry Potter. Hemos tenido escuelas de vampiros, de magos, de zombis, de brujas... en medio de mundos normales y corrientes (entre Muggles, que diría Harry). 

Pero Laura Gallego, con cada una de sus novelas nos arrastra a un mundo fantástico lleno de criaturas extraordinarias, de héroes y aventureros que luchan por proteger su mundo y hacer de ellos un lugar mejor para vivir, luchando y perdiendo la vida si fuera necesario.

En "El bestiario de Axlin" la acción comienza en las alejadas Tierras del Oeste, un mundo inhóspito dominado por los monstruos. Hace siglos que los hombres viven en pequeños enclaves, rudimentarias aldeas, donde sobreviven penosamente al borde de la miseria y el hambre. El mundo está dominado por los monstruos, que atacan y se comen a los hombres, haciendo de sus vidas una constante lucha. Sus armas y sus ingenios son rudimentarios y ven como una y otra vez, acaban con la vida de los que aman.

Allí crece Axlin, una joven valiente, que no está dispuesta a vivir así. Convencida de que en algún lugar tiene que haber alguien que sepa cómo acabar con ellos emprende un largo camino, acompañando a los buhoneros, que le llevará hasta un mundo desconocido. Y decide escribir por el camino un libro, en bestiario, un catálogo de monstruos y criaturas donde se explica cómo acabar con ellos o al menos resistir a su ataque. 

Pero no sabe que ese viaje le llevará a conocer a Xein, un valiente joven que lucha desde hace años contra los monstruos; la Jaula, un cruce de caminos de buhoneros, aventureros y comerciantes; y finalmente la Ciudadela, un enclave protegido por los Guardianes, hombres y mujeres entrenados durante generaciones para acabar con los monstruos.

Un libro lleno de aventura, fantasía, imaginación, lucha y también amor, muy bien escrito y que te engancha desde el primer momento. 

Y ahora a esperar la continuación. Laura, por Dios, no nos dejes en ascuas.

8 de mayo de 2018

"El corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad

La nueva lectura del club me ha traído hasta aquí, hasta la lectura de una las grandes obras de la literatura inglesa del siglo XX. Sin duda, un descubrimiento para mí de un autor al que no había leído, en una preciosa edición de Random House, con prólogo de Juan Gabriel Vásquez e ilustraciones de Tià Zanoguera.

Cuando una lee en el prólogo que quizás este libro supone "lo más cerca que ha estado la literatura de describir el infierno", debería estar preparada para todo. Pero aún así, el libro sorprende y desasosiega. Como dice Vásquez es sorprendente que la gente que lo ha leído lo recuerda como muy intenso a pesar de estar encerrado en apenas 90 páginas.

Conrad, polaco de origen aunque afincado en Inglaterra donde escribirá toda su obra, fue marinero antes que escritor. O fue un escritor encerrado en la piel de un marinero aventurero. Sus viajes por los territorios coloniales de primeros del siglo XX le llevaron a conocer los grandes expolios, masacres y matanzas que se estaban llevando a cabo en África para esquilmar sus riquezas. 

La imagen de los aventureros canallas tienen aquí su fiel reflejo. Marlowe, el protagonista, es un joven inglés que se embarca en una compañía belga para explorar el Congo y conseguir marfil. Para ello va tras la búsqueda de un mítico marinero, Kurtz, que vive en lo más profundo de la selva, rodeado de un halo de misterio. 

Las dos terceras parte del libro describen el viaje de Marlowe y la última el encuentro final con Kurtz, un hombre que ha visto y vivido el horror, enloquecido y angustiado por lo que ha hecho. 

La novela es el relato de un viaje, real y físico hacia las entrañas de África, y un viaje interior para conocer el lado más oscuro del ser humano. Como decía una compañera del club, para conocer "las tinieblas del corazón".

Considerado como el padre del modernismo literario, la obra es sumamente descriptiva y angustiosa. Una gran novela, sin duda, pero que te deja el corazón helado.

¡Mucho ánimo con ella, valientes!